2018 Nuevo examen MCI

A partir de Marzo del 2018, cambió el modelo de examen para ser instructor (MCI) de la FFI (Fly Fishers International).

La idea con este nuevo modelo es hacer unos exámenes que den lugar a menos ambigüedades en las pruebas y ofrezcan mayor claridad, tanto antes como durante el examen. Al mismo tiempo, este nuevo examen garantiza unas extraordinarias habilidades docentes en el nuevo instructor, con un profundo conocimiento del lanzado, su mecánica y fundamentos.

Cada prueba es muy explícita en su ejecución y determina unos valores muy detallados de evaluación para cada una de ellas, en la Parte 1 (pruebas prácticas) y la Parte 2 (pruebas pedagógicas).

Puntos de evaluación en la prueba de ejecución de seis lances falsos

Estos son algunas de las novedades:

  • Parte 1. Pruebas prácticas. Al comienzo de cada prueba el candidato explica brevemente el lance a ejecutar para inmediatemente pasar realizarlo. El ritmo entre prueba a prueba es más rápido sin ser el candidato preguntado nada por parte de los examinadores. Con este ritmo más rápido, agilidad y apenas interrupciones, se busca dar mayor confianza y crear menos ansiedad en el candidato.
  • Parte 2. Pruebas pedagógicas. Se evalúa la capacidad pedagógica del candidato. Sube un nivel el foco en la enseñanza y ya estaba alto. El candidato no sabe, en ningún caso, sobre qué se le va a preguntar pero dispone de todas las posibilidades por escrito en el material preparatorio del examen.
  • Parte 3. Pruebas de conocimiento. El objetivo de esta parte es comprobar todo el conocimiento y sabiduría del candidato sobre el lanzado en una conversación con el examinador de instructor a instructor. Referencias a libros y materiales de enseñanza son importantes en esta parte. Algunos temas que se tratan: Principios y Mecánica del lanzado, Diagnóstico de errores y Métodos de enseñanza.

Puntos de evaluación en la explicación de la técnica del lance a distancia a un hipotético alumno avanzado

 

Mi valoración

Mi opinión es que efectivamente, en la FFI apuestan por dar más importancia a las habilidades del candidato como instructor y a sus conocimiento sobre lanzado. Las pruebas prácticas apenas cambian en dificultad pero el análisis de cada una de ellas es más exhaustivo. No es un examen que destaque en dificultad técnica por las distancias ni por descabelladas exigencias pero hay que hacerlo todo muy bien. Todo muy bien hecho y muy bien explicado. No hay escapatoria ni atajos.

Totalmente de acuedo con este enfoque.

Este nuevo modelo no logra evitar al 100% ciertas ambigüedades en la redacción de alguna de las pruebas pero el intento para que el candidato pueda prepararse a conciencia, disponiendo de toda la información, descripción detallada de las pruebas y extensa lista de preguntas posibles que puedan surgir, es muy claro y positivo.

Próximas convocatorias

Atentos pues a los que queráis examinaros para este examen. Las cosas son diferentes y un estudio detallado de todo el material y exigencias es absolutamente imprescindible para saber a que nos enfrentamos.

Este es el calendario de las fechas de exámenes para el 2020. Alguno cae muy cerquita.