Arruga la línea, por lo que más quieras

Algo más que un consejo. Probablemente una de las claves. De todo. O casi todo.

♦ Utiliza de manera sistemática lances de línea floja ♦

Los lances en línea recta no sirven para casi nada en acción real de pesca. Hacen que nuestra mosca drague casi al instante asustando a la trucha antes de darle opción a que inspeccione nuestra mosca. Recuerda que un lance de línea floja no es lo mismo que un lance flojo (estos salen sin querer y con mucha más frecuencia).

Un buen lance de línea floja, simple y efectivo, consiste en parar la caña alta, como si intentáramos posar la línea encima de una mesa situada a la altura de nuestros ojos, un pequeñito tirón con la punta de la caña hacia atrás justo en el momento de la parada hará que nuestra línea aterrice en un montón de bonitas eses. Marcará la diferencia.