De muñeco-fléxico a muñeco-pléjico en un par de horas

Si existe en la enseñanza del lanzado una articulación en el cuerpo constantemente nombrada, analizada, vilipendiada, admirada y muchas veces mal entendida, esa es la muñeca.

Existen diversos símiles, trucos y adminículos para controlar esta articulación con una tendencia normal a desbocarse hacia atrás. Clava la punta de la caña en el cielo detrás, la muñequera Wulff, los 20º de aperturtura entre talón de la caña y antebrazo, lanzar con el carrete inverso pegado a la muñeca y antebrazo, meterse el talón por el puño de la camisa, cintas de velcro, el Excel Caster, por citar unos pocos.

En mi experiencia, existe una herramienta por encima de todas, que ayuda enormemente a controlar esa excesiva flexión de la muñeca hacia atrás. Se trata de los ojos.

Ver lo qué haces y la consecuencia visual de una muñeca desbocada es muchísimo más poderoso que cualquier herramienta. Lances laterales que poco a poco van ganando en verticalidad, siempre observando lo qué ocurre atrás, son realmente efectivos para corregir este tan popular y a veces difícil de corregir hábito.

Ejercicio

Este ejercicio funciona. No es magia. Debes tener grandes problemas de control de muñeca para sentir su máximo efecto y disponer de un par de horas mínimo de práctica para corregirlo. Los efectos son para siempre.

Exageraremos todo lo que podamos la función de la muñeca. Debemos alternar los ojos entre la muñeca y la línea.

  • # Con la caña lateral. Ejecutamos durante unos dos minutos falsos lances. Con unos 6 metros de línea en el aire y solo muñeca. Nada de brazo, ni antebrazo, ni cuerpo, ni nada. Solo muñeca. Observa con atención.
  • # Ahora intentemos hacer lo mismo con nada de muñeca. Veremos que tenemos que involucrar otras articulaciones para que aquello gire. Se puede hacer pero no es muy cómodo.
  • # En una tercera parte de este ejercicio metemos muñeca solo al final de los golpe frontal y trasero alternativamente. Si no nos sale, volvemos a empezar por el punto uno.
  • # Más tarde ejecutaremos la misma secuencia con la caña vertical.

 

Si lo logramos, estaremos ejecutando algunos de los mejores lances de nuestra carrera, hasta la fecha. Merece la pena intentarlo.