Mi vida y carrera lanceril

Pesco a mosca desde los 13 años y ahora tengo ya 52, creo recordar. Cielos, cómo pasa el tiempo.

Aunque para pescar a mosca hay que lanzar no empecé realmente a hacerlo con cierta conciencia hasta los 25. Incluso hoy en día hay muchos ratos que lanzo sin ninguna conciencia de lo que hago. La diferencia es que ahora la mayoría de mis burruños son intencionados, más o menos.
Uno de mis grandes logros en esta vida fue descubrir que el lanzado puede convertirse en una auténtica pasión. Otro que los lances de presentación son el auténtico eslabón perdido entre lanzado y captura de peces. Al margen de eso son un apasionante mundo poco investigado con muchas cosas todavía por descubrir. Yo creo tener algunas de las claves.