Lance tuck mejorado

El práctico lance tuck es aquel en el que tras un lance vertical con gran energía el bajo pica hacia abajo posándose la mosca o ninfa antes que el resto del sistema.

Se usa para presentar en remolinos creados por grandes piedras cuando queremos conseguir una décima de segundo de deriva libre de nuestra mosca seca o que la ninfa se hunda lo más rápido posible.

Cuanto antes llegue nuestra imitación al agua en relación al bajo y a la línea más posibilidades tendremos de  lograr lo que queremos.

Un pequeño truco nos va a permitir crear un inverosímil ángulo en el tramo final de la línea aumentando notablemente (¿un segundo?) ese espacio de tiempo.

El truco

Para conseguir el máximo exceso de energía abre del todo la muñeca hacia atrás en la parada trasera y hacia delante en la parada frontal. Justo después de la parada frontal efectuaremos una rápida flexión vertical de la muñeca hacia arriba a la vez que levantaremos ese brazo todo lo alto que podamos.

El exceso de energía más la curva creada tras la flexión además de la mayor altura conseguida permiten crear casi un ángulo de 90º. Una clara ventaja de conseguir un ángulo tan pronunciado es que el bajo se apila del todo al lado de la mosca. Letal.