Mikel Coronado está a punto de convertirse en uno de los mayores divulgadores de la pesca con mosca en nuestro país.

A punto de cumplir su programa las 100 entrevistas, ayer (Viernes 22 de Noviembre), en su canal de waderpeople, comenzó una serie de vídeos de análisis de materiales. Estrenaba el canal con una caña, la Draga Aravalle 10,2″ #3, con la que tras un análisis de interior, pasó al cesped, para terminar sacando una trucha con ella, en un alucinante río de alta montaña (dime dónde está eso, maldita sea).

El caso es que, por curiosidad, he buscado vídeos en español de probadores de caña y no he encontrado ninguno. Me temo que una vez más, Mikel se decanta como pionero en un área muy trabajada en inglés, Estados Unidos fundamentalmente, apenas o nada en español, y lo hace con soltura, confianza y conocimiento.

Sacar adelante proyectos de este tipo en España, en un campo tan manido y trabajado, sin estar orientada ninguna de las dos iniciativas exclusivamente a la competición, y hacerlo con los recursos justos y presupuesto limitado, no es que tenga mérito, es que es una verdadera hazaña.

Enhorabuena Mikel y que no te pare nadie, que ideas, constancia y experiencia te sobran.

Carlos Azpilicueta


Decir, a estas alturas, que flycastingart es un proyecto esencialmente personal, es no decir nada nuevo. Este es un blog libre e individual sin sponsors, ni publicidad, ni influencias de ninguna marca, grupo o Asociación del que pudiera ser miembro. Por cierto, la verdad es que en este momento soy miembro de exactamente nada.

Flycastingart es una recopilación, a la vez que un medio de expresión de todo lo que sé, he hecho, pienso y voy aprendiendo, de la gran afición de mi vida que es la pesca con mosca.

Cierto es que el blog está colgado en Internet. Lo cual invita a una reflexión, ¿No es un poco contradictorio que algo tan personal e íntimo, esté expuesto a la vista y lectura de miles de personas, sin aparentemente ninguna otra motivación?

Al margen de atraer posibles clientes a cursos de lanzado, algo que probablemente sería más sencillo y mucho más productivo de hacer a través de Facebook, existe la motivación divulgativa. Esa parte mitad genética, mitad existencialista en mi interior, que me impulsa a querer enseñar e intentar que los demás aprendan de mí y de lo que sé. Supongo que es una vocación irremediable a la que doy rienda suelta a través del blog.

No puedo dejar al margen una tercera motivación. Cuando escribo sobre determinados temas y desarrollo artículos en cuestiones concretas, es muchas veces cuando empiezo a entenderlos de verdad. Ese esfuerzo por plasmar ideas por escrito, de manera clara y concisa, redunda inevitablemente en una mayor comprensión. Hay que saber mucho para poder escribir poco, dijo alguien, alguna vez.

¿Una cuarta razón de ser de este blog? Sí, en honor a la honestidad, no puedo dejarla al margen.

Se trata, de alguna manera, de esa necesidad de alimentar y satisfacer mi ego como pescador. Ese ego que todos poseemos, en muchos del todo insaciable, de querer mostrar a todo el mundo, algo disimuladamente pero con sutiles alardes de presunción, lo bueno que somos, cuánto sabemos y cuánto pescamos. Casi me dejo fuera la razón principal de existir de muchos blogs, foros, Facebook, Instagram, YouTube y demás.

No hay nada malo en ello, tan solo es bueno reconocerlo, creo.

Carlos Azpilicueta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *