A raíz de los dos artículos sobre el método para probar cañas, son varios los seguidores (concretamente dos) que me han preguntado sobre ello. En realidad, los dos amigos andan tras una caña (regalo navideño), de gama media (alrededor de 400€) y barajaban varios modelos.

No sé si les he servido de mucha ayuda ya que no conocía todas las cañas del carrito de su compra. Pero alguna pista creo que les he dado.

Y el caso es que a lo largo de mi carrera y a fuerza de dar muchos cursos, he tenido la oportunidad de probar muchos modelos y marcas. Es algo que suelo hacer al final de cada sesión con las cañas de los participantes. Privilegios de instructor. No me da tiempo a realizarles un exhaustivo examen, pero suficiente para hacerme una idea rápida.

Otro factor importante que me facilita asesorar en la elección de una caña con total libertad y objetividad, es el hecho que no soy prostaff de ninguna marca, ni estoy patrocinado ni esponsorizado ni represento nada de nada. Y es algo inevitable.

Desde el momento que un pescador, normalmente experimentado y con renombre, se asocia a una marca porque le ofrece material gratis o grandes descuentos en todos sus productos o por cualquier otra razón, su credibilidad a la hora de hablar de cañas y otros productos decae un tanto mucho.

Ese sesgo de opinión y valoración que se crea tras el vínculo con la casa, siempre a favor, sirve de poco a la hora de aconsejar sobre la propia marca que representa. Una curiosa paradoja. De esto, tanto la casa, como el interesado, como posibles clientes, son plenamente conscientes. Pero funciona muy bien como estrategia de ventas, tanto de productos de pesca como en cualquier otro sector.

Siendo sinceros, si a mí me viene Sage mañana mismo y me ofrece un 60% de descuento en sus cañas y carretes por ensalzar (todavía más) esos productos, en los cursos que doy y en mi blog, pues me costaría bastante poco aceptar su propuesta. Más bien, supongo que lo haría encantado.

Pero, como digo, el peso de mi opinión sobre esa marca perdería valor, a partir de ese momento, de forma irremediable. Aunque me encargaría de que no se notara nada y todos, incluído público, quedaríamos plenamente satisfechos.

Seguro que estas Navidades te llega algo de pesca a tu ya muy nutrido y vistoso parque de utensilios. Que así sea.

Carlos Azpilicueta


Como seguro has notado, llega la Navidad a flycastingart, sin remedio.

Unos cuantos días sueltos para desconectar del trabajo, juntarse con familia que no ves desde hace un año, comer, beber y gastar. Fiestas entrañables. Entrañables viene de entrañas. Supongo por los problemas que dan si te pasas un poco. Excitante.

Todavía mejor, esta es una buena época para salir a probar alguna caña y línea y seguir practicando en hierba. Un intensivo si deja de llover y sale el sol, es un regalo del cielo en pleno Diciembre.

Es época de reflexión y planificación de salidas y eventos de pesca para el año que viene. Y en lo que respecta a cursos de lanzado, hay donde decidir.

Algunos cursos programados:

  • ⇒ Curso de distancia con Bernd Ziesche. Organizado por Aitor Coterón.
  • Taller de lanzado con Juan Luis del Carmen. Organizado por Aitor Coterón.
  • Curso online y presencial del PAIL. Organizado por Víctor González.
  • ⇒ Cursos de lanzado de fin de semana. Organizados por theFlyCenter.

 

Seguro que me dejo alguno pero no está nada mal. Encontrarás información de cada uno de ellos en Facebook y en el portal de theFlyCenter.

Y no olvides todos los Martes el podcast de Mikel Coronado (puntazo de actualidad la entrevista a David García Ferreras, subcampeón del mundo), además del vídeo que este gran mosquero emprendedor sube todos los viernes a su canal waderpeople. Este hombre es que no para ni en Navidad.

Pues eso. Ya están aquí las Navidades. Qué le vamos a hacer. Ojo con las entrañas. Que lo pases muy bien.

Carlos Azpilicueta


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *