¿Quién dice que no se practica lanzado en España?

 


Los Tubicasts

Una herramienta definitiva para mejorar tu lanzado para siempre

 

O dicho de otra manera un poco más pedante: Dispensadores de Lanita para la Práctica del Lanzado a Mosca en Seco.

Recuerdo hace años cómo comenzaba todos mis cursos contando, que en el bolsillo llevaba un adminículo que contribuiría de manera muy efectiva a mejorar el lanzado de los asistentes.

Se lo regalaría al que lograra adivinar de qué se trataba.  Durante el mismo les iba dando pistas a cuenta gotas:

  •    ⇒ Es muy transportable.
  •    ⇒ Si gastas uno al mes te saldrás como lanzador.
  •    ⇒ No pesa nada.
  •    ⇒ No requiere aprendizaje.
  •    ⇒ Muy barato.
  •    ⇒ Si se gasta es muy fácil de reponer.

.

Siempre había alguien que lo adivinaba porque me lo había visto en algún artículo o curso anterior. Las pistas no mentían ninguna.

Y respecto a la efectividad de estos Tubicasts tampoco hay ninguna duda. Su uso continuado tendrá como consecuencia el forjado y temple de un gran lanzador.

Regalo

Y yo los voy a regalar. Hasta que se agoten.

Cada lector que me envíe una pequeña descripción de cómo ha contribuído flycastingart en su evolución como lanzador, recibirá en su casa un fantástico Tubicast.

Este es mi email a donde debes enviar tu escrito, nombre y dirección para recibir uno: carazpi@gmail.com

Carlos Azpilicueta

 


Me han llegado algunos mensajes de Facebook y de algunos grupos de Wassap a través de algunos amigos y a raíz del artículo La Involución de la Pesca a Mosca. Parece que ha suscitado interés.

Tan solo intentaré responder a una pregunta. Creo que es el comentario más repetido de todo lo que me han enviado:

«¿Por qué no dejar que cada uno pesque a lo quiera con todo el respeto del mundo?»

Sinceramente, no sé muy bien qué tiene que ver esa pregunta con el artículo.

En ese escrito intento analizar un fenómeno que está ocurriendo en España a nivel de la pesca a mosca y fundamentalmente su impacto en los que empiezan a pescar a mosca por primera vez.

Cierto es que el artículo deja traslucir mi postura y opinión al respecto, algo inevitable en todo lo que escribo en un blog personal como este. Pero también creo dejar claro que eso es lo de menos.

Supongo que es inevitable también, que algunos lectores se lo tomen y apliquen a nivel personal. “Yo pesco a perdigón y entonces no estoy de acuerdo”. Es humano y comprensible, sobre todo en un colectivo tan pasional como el de los pescadores donde a veces parece que todo gira alrededor de nuestros ombligos.

Involución: retroceso en la marcha o evolución de un proceso.

Si dejamos de lanzar línea, alargamos las cañas y reducimos el montaje al mínimo volvemos a la Macedonia del sigo II A.C. y a Claudio Eliano.

Ni bueno ni malo necesariamente, tan solo vuelta atrás.

Los pescadores a mosca, como grupo social, no somos más que una manifestación más del gran deterioro que la sociedad actual está experimentando.

Una sociedad cada vez más envilecida, con cada vez menos capacidad de análisis y reflexión, donde se premia el que hace más en menos tiempo y la ley del menor esfuerzo es sinónimo de eficiencia. Donde escuchar o leer con atención ya no existe y donde una desmesurada ansia por soluciones inmediatas y gratificaciones instantáneas nos marca el camino hacia el éxito.

Somos un colectivo humano, al fin y al cabo, y no podemos escapar de una empecinada y muy peligrosa realidad con una escala de valores que lo impregna absolutamente todo.


Carlos Azpilicueta

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *