Mi vida y carrera lanceril

Pesco a mosca desde los 13 años y ahora tengo ya 52, creo recordar. Cielos, cómo pasa el tiempo.

Aunque para pescar a mosca hay que lanzar no empecé realmente a hacerlo con cierta conciencia hasta los 25. Incluso hoy en día hay muchos ratos que lanzo sin ninguna conciencia de lo que hago. La diferencia es que ahora la mayoría de mis burruños son intencionados, más o menos.

Uno de mis grandes logros en esta vida fue descubrir que el lanzado puede convertirse en una auténtica pasión. Otro que los lances de presentación son el auténtico eslabón perdido entre lanzado y captura de peces. Al margen de eso son un apasionante mundo poco investigado con muchas cosas todavía por descubrir. Yo creo tener algunas de las claves.

Trayectoria como instructor

Mis comienzos como instructor de lanzado ocurrieron a través de ANAPAM (Asociación Navarra de Pescadores a Mosca) donde durante varios años instruí, todas las mañanas de los Sábados en las instalaciones del Seminario de Pamplona y ante las asombradas caras de los novicios, a cantidad de socios y amigos. Aquello supuso una verdadera plataforma de formación para mí.

Fuí responsable de la sección de mosca en Jara y Sedal durante cinco años, revista de pesca de mayor tirada en España durante esa época, durante los cuales tuve el placer de trabajar para el gran Rafael del Pozo.

Así mismo fuí coordinador y uno de los miembros fundadores de la CNL (Comisión Nacional de Lanzado del programa PAIL). Este es un organismo instituido por Mel Krieger en 2001 de características similares a la IFFF que regula, examina y promueve la formación de lanzadores en España.

He colaborado desde hace años en páginas web (Sexyloops, Sección de Carlos, principalmente, onlyfly.com, conmosca…), en diversas publicaciones (Dánica, Trofeo Pesca…) y de manera esporádica en programas de radio. Soy Máster Instructor de la FFI (Fly Fishers International ) y fuí instructor y vicepresidente de ADELAM (Asociación para la Divulgación y Enseñanza del Lanzado), una pionera y joven escuela española de instructores de lanzado.

Pedagogía

A la hora de enseñar yo creo mucho en el enfoque del poeta. A nuestro lado ingeniero hay que satisfacerle en todo lo que podamos y el instructor debe estar formado y preparado bien en profundidad en este área. Pero tras muchas explicaciones e instrucciones teóricas si no enseñamos a sentir y qué sentir nos habremos quedado tan solo a mitad de camino.

Tengo una gran obsesión por impartir en mis cursos las ideas y claves necesarias para convertirse en un lanzador autónomo que sepa qué entrenar, cómo aprender y practicar por su cuenta. He creado multitud de ejercicios y trabajos dobre la didáctica y enseñanza del lanzado a aficionados e instructores e impartido clases a cantidad de alumnos nacionales y extranjeros durantes los últimos 15 años.

Pasiones actuales

Vivo en Aoiz, Navarra, desde hace trece años, pueblo muy pequeño a la entrada del Pirineo y a 10 minutos de los mejores ríos en Navarra. Ahí es donde imparto la mayor parte de mis cursos en la actualidad. Hoy en día mis dos mejores y entusiastas seguidores son mis gemelos de doce años (desde el 26 de Junio de este año 2019), Carlos y Elvira, de los cuales yo aprendo algo nuevo casi todos los días.

En la actualidad, además de los lances de presentación, la distancia y los speys me ocupan muchos ratos de entrenamiento. El lanzado para mí es juego, magia, arte y encantamiento. Y mucha diversión.