El viento fuerte de cara

La teoría lo deja bien claro. Para lanzar contra el viento la fórmula es: trayectoria descendente y bucle estrecho dejando que el bajo se extienda justo antes de que pose. Técnica por encima de todo.

Sin embargo, estamos ante otro ejemplo de cómo la realidad puede modificar en mayor o menor grado lo que la teoría nos dicta.