¿Autodidacta o con instructor?

Cuestión planteada por más de un aficionado que tantea el tema del lanzado como posible objetivo.

Lo mejor es hacerse responsable uno mismo de su propia formación y a partir de ahí echar mano de todo lo que puedas. Un instructor te ayudará a avanzar más rápidamente en algunas fases de tu aprendizaje. Por tí mismo puedes descubrir un montón de cosas, incluso llegar a ser un gran lanzador.

Muchos de los grandes maestros actuales fueron, al comienzo de sus carreras, autodidactas. El placer de experimentar, investigar y probar por uno mismo es inmensamente mayor que cuando te lo cuentan todo.

En resumen, autodidacta comprometido utlizando un buen instructor de vez en cuando. Mejor aún, un muy buen instructor.