El tironcito mágico

¿Cuál es el mejor lance de presentación?

Tenía que llegar. Esta es una típica pregunta de superlativos (y de perezosos). ¡Y es que sería tan práctico y nos ahorraría tanto esfuerzo y tiempo saber el mejor tramo de río, la mejor caña, el carrete más versátil o la mejor fórmula para el bajo! Podría contestar y quedar muy bien diciendo: “pues depende para qué circunstancias, en qué lugar y qué equipo utilices”.

Pero como me gusta arriesgarme y más o menos esta pregunta está contestada de manera dispersa, a lo largo y ancho de este portal, daré un lance concreto.

Si tuviera que quedarme con solo un lance para el resto de mi vida, yo que pesco mayoritariamente truchas con caña de 9 pies y línea del cuatro, me quedaría con el lance de línea floja con rebote. Es un lance que consigue algo de línea floja bien repartida y de muy pequeño tamaño, muy fácil de ejecutar, consigue muy buena precisión y se puede realizar a lo largo de toda una jornada sin ningún esfuerzo. Ah! Y va muy bien con viento en cualquier dirección.

Ejecución

Realizamos un lance normal y justo antes de que pose la línea damos un pequeño tirón con la mano complementaria haciendo que rebote ligeramente hacia nosotros.

Esta caerá creando micro serpentinas que se repartirán hasta el bajo de línea. Este lance va a quitar siempre cierta tensión a la mosca que en la mayoría de los casos será suficiente para dar una sensación de total libertad. Y recordad que ese es el requisito más importante (después de la precisión), tanto a seca como a ninfa, para que una mosca tenga alguna posibilidad de ser engullida, independientemente del montaje que sea, el cual solo tendrá sentido si se cumple esa primera condición.

Variables controlables

  1. 1. Altura a la que paremos la caña (siempre paralela a la superficie del agua).
  2. 2. Fuerza del tirón.
  3. 3. Si “picamos” la punta de la caña hacia el agua estaremos creando éste otro.

 

Dejo al lector experimentar con esas variables y averiguar por sí mismo qué controlan (no es que no me guste escribir. Tan solo no quiero arruinar el placer de hacerlo a nadie).

Recordad, ocurre como muchas veces en la vida. Tener mano izquierda y saber usarla nos puede solucionar más de un problema.