¿Por qué se me arruga la línea?

La pregunta de todas las preguntas. La number one. La special one (sin alusiones a nadie. Dios me libre)

 ¿Qué le pasa a mi línea que anda torcida?

Esta es la pregunta que con más frecuencia realizan principiantes y aficionados que se inician en el lanzado o que ya llevan algún tiempo pero con alguna laguna por solucionar.

En primer lugar, conviene describir lo qué no es una línea recta. Básicamente, este problema comprende tres configuraciones poco estéticas.

A saber:

  1. 1. Una línea “arrugada” con eses y ondulaciones a lo largo de prácticamente todo el recorrido desde la punta de la caña hasta la mosca.
  2. 2. Una línea que presenta un “burruño” o feos apilado de línea (uno o más), normalmente al final del recorrido junto con el bajo.
  3. 3. Una línea que curva al final en forma de gancho, normalmente hacia la izquierda (lanzadores diestros).

El origen de estos problemas, según cada caso, es muy probable que se encuentre en uno o más de los siguientes factores:

  1. 1. Falta o exceso de energía, descenso de la punta de la caña antes de que la línea toque el agua, viento de cara o línea floja en el lance trasero.
  2. 2. Trayectoria demasiado descendente de la línea en el lance frontal, falta de energía, bucle negativo al final de la línea.
  3. 3. Mal alineamiento (trasero recto y frontal desviado hacia la izquierda).