Calidad versus cantidad (質対量)

Hace poco encontré una pequeña historia Zen llena de significado que quiero recoger aquí.

Un estudiante de artes marciales fue a su profesor y le dijo todo lleno de excitación: “Quiero entregarme del todo al estudio de su sistema de artes marciales. ¿Cuánto tiempo me llevará dominarlo del todo? “

La respuesta del maestro fue automática: “Diez años”

El alumno respondió ansioso: “Pero yo quiero llegar a dominarlo mucho antes. Trabajaré duro. Estoy dispuesto a practicar todos los días diez horas o más si tengo que hacerlo. ¿Cuánto tiempo me costará entonces?

El maestro pensó un instante y dijo: “Veinte años”.

Moraleja

No se trata del número de horas que practiques sino de la calidad de tus sesiones de prácticas. Y el ansia, en todos los casos, es mala compañera.