El viento en los spey

Uno de los puntos de partida a la hora de entender y aprender los lances speys es la dirección del viento lateral.

El tipo de lance spey vendrá determinado por el lado al que debamos crear el bucle en D en relación al viento.

Y a qué lado lo creemos, a nuestra derecha o nuestra izquierda, es fundamental por dos razones:

  • # Por nuestra seguridad (física fundamentalmente, orejas, nuca, cogote…)
  • # Para que el rodado no colapse antes de extenderse.

 

Los ingleses lo tienen fácil: downwind. Y los instructores ingleses y americanos, con una simple frase, aclaran este problema de manera rápida: the D Loop always downwind“.

En español existen dos términos que describen con precisión esa posición respecto al viento lateral. No sé por qué no los he oído nunca en ningún curso de lanzado. Son sencillos y muy clarificadores. Se trata de los bellos términos marineros barlovento y sotavento. Y significan lo siguiente:

  • # Barlovento: el lado (del barco, montaña, pescador…) que recibe el viento. De dónde viene.
  • # Sotavento: hacia donde va.

 

La regla en español es: “el Bucle D siempre a sotavento“.

Un lanzador spey deberá preguntarse ante un viento lateral: “¿hacia dónde se dirige este viento?” Es en ese lado de su cuerpo donde deberá crear el bucle D. Puede que ese lado nos exija un rodado de derecha o de izquierda.

Son estas pequeñas reglas sencillas de recordar, las que facilitan adquirir determinados conceptos nuevos importantes que normalmente nos dan demasiado que pensar.