Un ingenioso aparatillo de otro siglo (1ª parte)

En este artículo os voy a contar sobre un artilugio muy curioso. En el siguiente (2ª parte), filmaré unas pruebas y sacaré conclusiones.

Se trata de un gestor de línea o cacharrito sencillo y caro, que colocado en la cintura sirve para ir ordenando la línea en bucles al irla recogiendo entre presentación y presentación. Y así, de esa manera, conseguir que al lanzar, la línea salga como un auténtico tiro, sin enredos ni atascos, sin rozamiento y arrastre del agua, siempre limpita y lustrosa, sin riesgo de pisarla en el presumiblemente mejor lance de nuestra vida y sin enganchones en hierbas y florecillas para que aquello, como digo, viaje hasta el horizonte e incluso más allá, si es que es el caso.

Quiero averiguar varias cosas sobre este Coiler Keeper de Orvis (Coil: un bucle de los varios que vamos formando con la línea al irla recogiendo con la mano (no nos liemos con loop), Keeper: guardador).


A partir de ahora, siempre que yo hable de bucle en estos dos artículos, me referiré a los burruñitos amarillos de la foto.

  • ⇒ 1. Por qué el adminículo curioso no ha triunfado en el mercado europeo a estas alturas.
  • ⇒ 2. Si es práctico y podría sustituir a las cestas devanadoras (algunas son horribles y muy aparatosas y seamos honestos, la mayoría no lucen muy serias).
  • ⇒ 3. Cuál es la mejor altura y posición de enganche del aparato respecto a la cintura y el brazo.
  • ⇒ 4. Si la línea sale como un tiro o hasta qué punto es amortiguada por el rozamiento del resorte en el canal de la línea (los nombrecitos quedan explicados en esta otra foto de la derecha).
  • ⇒ 5. Para qué tipo de pesca, distancias y práctica de lanzado se presta mejor.
  • ⇒ 6. Qué tamaño de bucles es el más adecuado a formar en la recuperación de línea.
  • ⇒ 7. Si con viento conviene adaptar el tamaño de los bucles.
  • ⇒ 8. Qué papel juega el regulador de tensión (como digo, la jerga técnica en la foto / botón de ajuste de presión).
  • ⇒ 9. Qué opciones tienen los zurdos (pobres marginados) con este aparatito para diestros.
  • ⇒ 10. Si la versión rusa – siberiana (Line holder version 4.0.) está a la altura de la tasmana o la supera en algo (en precio está a un quinto! del de la Stripper Clipper).

En el casi “anonimato”

Respecto al punto uno de mi plan, hay algo que no llego a entender, de momento.

Este es un producto desarrollado por Peter Hayes, instructor y guía tasmano de reconocida fama mundial, hace 40 años. Él lo llama Stripper Clipper y lo comercializa a 81 €. Lo vende, según parece, como churros, ya que continuamente lo tiene fuera de stock.

Según comenta Peter, no puede cubrir la fuerte demanda. Así mismo, es utilizado por varios lanzadores spey en competiciones internacionales. Varios de elllos utilizan dos Stripper Clippers, uno a cada lado de la cintura. Repito, desde hace 40 años.

Y aún así y todo, apenas es conocido e utilizado por nadie por aquí, donde la pesca y competiciones en lago siguen creciendo en número y popularidad, escenario, en principio, muy apto para utilizar esta herramienta. ¿Por qué demonios?

El tema es interesante y quiero investigarlo.

This is a gadget that I wish I had invented – Lefty Kreh, ‘Fly Fisherman magazine’

La versión rusa-siberiana

Yamaliev Ramil es siberiano y campeón de lanzado a distancia en Rusia en 2017 y 2019. En 2018 quedó segundo.

Yamaliev diseña y construye carretes de mosca de plástico y aparatitos muy útiles.

Y ya va por la cuarta versión de su Line Holder Version 4.0. Una versión mecánicamente más sencilla que la de Hayes, con un enganche de imán (no hace falta soltarse el cinturón), ajustable también según el grosor de la línea y que viene en varios colores.

El Line Holder de Yamaliev es sustancialmente más barato (15€), ya que está fabricado con una impresora 3D. Y funciona, aunque alguna diferencia importante con el Stripper Clipper y el Coiler Keeper de Orvis, según mi punto de vista, puede hacer que muchos se decanten a favor del modelo tasmano (comercializado por Orvis hasta no hace mucho).

En la segunda parte filmaré alguna prueba y sacaré conclusiones. Espero.