Presentación v. Imitación: la teoría del chuletón

Ya lo dijo Charles Ritz hace 100 años: la pesca a mosca es un 85% técnica y un 15% imitación. Marryatt también comentó: ¨No es la mosca, es el que la maneja. Y más recientemente el maestro Gary Borger definía la presentación como la culminación de todo lo que eres y todo lo que sabes y entiendes sobre el mundo de la pesca a mosca (ahí es nada).

Defensor de la Presentación: “Yo defiendo que el pez reacciona fundamentalmente a la presentación y solo en menor grado a la mosca. Incluso le diré algo más, solo tras una buena presentación tiene sentido preocuparse de la imitación. Y siempre en ese orden. Permítame que le ponga un ejemplo.

A usted le ponen en el plato un suculento chuletón. De repente y justo antes de pinchar el primer trozo con el tenedor el chuletón se desplaza de manera anormal un solo milímetro dentro del plato. Probablemente solo por el susto que se lleva a usted se le quitan las ganas de comer. Pero seguro que ese bocado que hace un segundo veía tan suculento ya no lo ve de la misma manera”

Defensor de la Imitación: “El ejemplo que pone es gracioso pero yo lo veo de otra forma.

Si un suculento chuletón, grueso, de color rojizo oscuro, con un espléndido aroma y su grasa de una tonalidad amarillo oscuro, se moviera de repente en mi plato, pensaría que alguien había dado una patada a la mesa y me lo comería a toda velocidad por si acaso alguno andaba tras él.

Ahora bien, si tuviera un aspecto regular, delgado, un color pálido y estuviera mal hecho, aunque no se moviera lo más mínimo yo sí que no probaba ni un bocado”

(este debate continua a través de varios artículos de este blog)