Rhea, reina de la sencillez

Instructora de la Escuela de Mel Krieger en el pasado (actualmente directora de las suyas propias en Montana y Virginia) las lecciones de Rhea transpiran los conceptos y el espíritu didáctico del gran maestro por los cuatro costados.

Conocí a Rhea Topping en el primer curso de lanzado que Mel dio en España. Creo que hace 20 años. A partir de ahí, me he escrito ocasionalmente con ella intentando no perder contacto del todo. Aunque entre instructores de lanzado pasionales eso es imposible. Y Rhea es de los más pasionales y emotivos que he conocido.

Sin embargo, lo que sin duda me une más a ella es un planteamiento de enseñanza poco fecuente entre instructores de lanzado. Creo que Rhea ha sabido llevar un poco más lejos una de las claves del método Mel: la sencillez.

Comenta que son muchos los instructores, sobretodo Masters, que tienen un enfoque de enseñanza demasiado rígido y serio. Según ella, utilizan terminología y explicaciones fuera del alcance de la comprensión del alumno, casi siempre de manera inconsciente. El método de Rhea coloca al alumo en el centro de toda explicación adaptando lenguaje, formas y conceptos a su estilo y capacidad.

Sencillez en la enseñanza del lanzado no significa solo hablar fácil. Significa, además, cosas tan esenciales como ir siempre de menos a más, manejar los silencios y el espacio personal del alumno, saber escoger ejercicios básicos pero con sutiles diferencias, distribuir los tiempos y contenidos con planificación pero con mucha flexibilidad en su ejecución, entre muchos otros elementos.

Elementos sencillos pero desde luego, nada simples.