Una leyenda del lanzado con mosca

Pues una gran pena. A modo de tributo personal a esta gran figura de la pesca con mosca y el lanzado, quiero recoger algunas frases e ideas que Lefty Kreh solía utilizar en todas sus presentaciones y demostraciones.

Lefty poseía un estilo único como lanzador y como comunicador. Sus lecciones estaban llenas de sentido del humor y su sonrisa y campechana socarranería decoraban con ingenio un mensaje y manera de ver el lanzado totalmente únicos.

Frases para la historia y el recuerdo

  •    ⇒ No lanzamos líneas, se lanzan señuelos y cebos. Lo que hacemos con las líneas al lanzar es desenrollarlas (unroll them).
  •    ⇒ Cuando el aire va en tu contra se convierte en viento.
  •    ⇒ Puedo enseñar a lanzar a cualquier mujer, siempre que no esté casado con ella.
  •    ⇒ Si lanzas con el hombro, tarde o temprano te lesionarás el manguito rotador. Si lo haces con mucha muñeca, desarrollarás codo de tenista.
  •    ⇒ El lanzado con mosca es el único deporte que conozco donde se enseña a lanzar solo con el brazo. Un gran error.
  •    ⇒ La parte más importante en el lanzado, debe ser el cuerpo entero. Se puede lanzar solo con un balanceo del cuerpo, manteniendo el brazo y la muñeca totalmente bloqueados.
  •    ⇒ Los niños, las mujeres y ancianos pueden lanzar con los mismos equipos pesados que cualquiera, con mi técnica.
  •    ⇒ Los relojes están para dar la hora, no tienen nada que ver con el lanzado.
  •    ⇒ El golpe de lanzado es el mismo con una caña de cucharilla o de mosca.
  •    ⇒ Dios no te dejará ejecutar un lance hasta que no pongas en movimiento el extremo de tu línea.
  •    ⇒ Tu codo viaja apoyado sobre una estantería en total línea recta. Sin ningún desplazamiento vertical.
  •    ⇒ ¿Quieres una caña más corta? Lanza solo con el último tramo.

 

Tenía 12 metros de línea estirados sobre el agua y de repente aparece un tarpón a seis metros de la barca. Tuve que ejecutar un lance trasero mientras recogía línea y seguir recogiendo mientras efectuaba el frontal para justo posar la mosca y ser engullida por el pez. Mucha gente puede lanzar a seis metros de distancia pero no muchos con precisión partiendo de doce.

Os dejo un bonito vídeo homenaje creado por Sergio Díaz.