Solo para futuros maestros del lanzado

Este es un ejercicio avanzado de lanzado.

Para que nos salga bien deberemos conocer y saber ejecutar cada uno de los cinco lances de que consta.

Ninguno de los lances de presentación del ejercicio es fácil.

Es el cambio continuo y de manera consecutiva de un lance a otro y los ajustes mecánicos que debemos realizar sobre la marcha, lo que añade un elemento grande de dificultad a este entrenamiento.

Los lances a ejecutar en secuencia y en orden son

Una captura con cabeza y algo de suerte

Me encuentro en la posición de la foto.

Una trucha, enfrente de mí, se encuentra casi pegada a ese arbustillo que sobresale en superficie en el otro lado (se vislumbra su silueta en forma de dibujo). A unos 12 metros.

Una ligera pero constante brisilla sopla río arriba. Corriente de izquierda a derecha y bastante uniforme. No soy capaz de distinguir ninguna corriente principal ni secundaria. Mi bajo cónico no llega a 3 metros y medio de longitud. La tensión se hace perceptible.

Cerrando el ángulo

Una de los posiciones más populares de presentación al pez, normalmente en ríos anchos y a distancias algo largas (15 a 20 metros) es cuando el pescador en el centro del reloj presenta su mosca seca entre las 9 y las 8 (las tres y cuatro desde la otra orilla).

Esta posición permite, con un lance de fácil ejecución técnica, presentar la mosca antes que el bajo con sencillez y es fácil de controlar, tanto la línea como el clavado.